lunes, 3 de septiembre de 2012

En una autopista de Venezuela, tomando previsiones.

Me gustaría comenzar diciéndoles; Habia una vez..................., pero no puedo, este es un cuento en el que lo que anhelamos todos, fue una vez.

Eran las 4 de la mañana del primer Miércoles de Agosto del 2012, Corina y yo, pasábamos por el peaje de Palo Negro, para ir de Maracay a Caracas, teníamos una reunión con proveedores a las 10 de esa misma mañana, estábamos siendo bien previsivos, porque tomar esa autopista llamada la Regional del Centro, la mas importante del país según dicen algunos, es una verdadera aventura digna de los X Games, con riesgos de todos los niveles.
Para comenzar, a esa y a cualquier hora, la competencia es barbara, o corres o corres, si por algún motivo, aun te queda algo de sueño, por haberte levantado tan temprano, aquí la situación te despierta de una.
Prendí mi radio y sintonice la emisora de radio que informa sobre la situación de la referida arteria vial, que a esa hora deleitaba a su audiencia con cosas del folklore patrio como; Florentino y el diablo, la Sayona, El Silbon y otras cositas de ese mismo estilo, para ir ajustándonos a la realidad en la que nos sumergíamos, en los interludios reportaba la situación de la vía de la siguiente manera:
" Atención a nuestros madrugadores oyentes; nos reportan lluvia a la altura de Las Tejerías, en la curva peligrosa, mucho cuidado, hay pozos inmensos de agua por los huecos sobre la vía que no pueden verse, por la hora y porque están full del vital liquido que cae a cantaros, ojo el puente no tiene las barandas de seguridad. Uno de nuestros aliados nos llama para informarnos que a la altura de Paracotos un grupo de manifestantes esta haciendo preparativos para iniciar una protesta por la inseguridad que padecen a diario, atentos vayan tomando sus previsiones. El reporte del tiempo que nos envían los amigos de meteorología indica que este Miércoles sera pasado por lluvia intermitentes, mucha precaución, nos despedimos hasta un próximo avance, continúen en nuestra compañía"
Ante este panorama pude visualizar dos opciones: la primera aumentar la velocidad 140kmh para superar con rapidez los obstáculos, la segunda, disminuir la velocidad para evitar accidentes, pues estaba empezando a caer una llovizna de esas que no mojan pero empapan, la cosa estaba un tanto complicada, la realidad era la siguiente: Richal o corres o te encaramas.
Decidí pasarme al canal lento, el de los vehiculos de carga, pesados y transporte publico, una vez alli como proveniente de un rayo, una luz alta de una inmensa gandola me dejo encandilado al reflejarse en mi retrovisor, el conductor me hacia señas para que me apartara y la trompa de su monstruosa bicha estaba pegadita al mi vidrio trasero como queriendo engullirme, me asuste, Corina me dijo, tranquilo mi amor tranquilo, cuando una escandalosa corneta se sumo a las peticiones del conductor que casi me coleaba. Mire por mi retrovisor izquierdo para tratar de huir de esa persecución pero era mas que imposible, por ese canal se estaba llevando a cabo una competencia de autobuses que se desplazaban a una velocidad de 140 kmh o mas que se perseguían como delincuentes y ladrones o al revés, ahora es lo mismo, el tipo de la gandola me sacaba la mano por su ventana izquierda enseñándome el dedo medio de su mano y gritaba cosas que no oía pero que pude imaginarme sin mucho esfuerzo.
Corina me dijo, mi amor huyamos por la derecha, pásate al hombrillo y quítate ese loco de encima, gire mi volante y el corazón me llego a la boca, en ese canal había otra competencia de vehículos pequeños que no podían pasar a los autobuses del canal rápido, pero a 180 kmh con sus luces altas y cornetas alertando a quien osase meterse en sus caminos, no teníamos opciones, así llegamos a las cercanías de Tejerías y el trafico empezó a detenerse, seguía muy oscuro, solo habían transcurrido 15 minutos desde que salimos de Palo Negro, la lluvia arreciaba....................y el trafico se detuvo, ahora todo empezaba a calmarse, la luz alta de un autobús alumbro un letrero al frente de nosotros en la montaña, que decía en letra rojas; El socialismo del siglo XXI es lo propio para vivir viviendo, lo leí, cerré los ojos y suspire, agarre la mano de Corina y como por arte de magia nos relajamos.
Subí el volumen al radio para actualizarme, el locutor de turno decía; " Arrecian las lluvias a lo largo de la ARC, nos informan algunos de nuestros usuarios y usuarias que un grupo de delincuentes están robando y violando a los conductores y conductoras que están en la cola en las cercanías de Tejerías, agadecemos tomen sus acciones y manténgase en nuestra sintoniza.
Mire a Corina, aprete sus manos y le dije apretemos las nalgas mi amor, esa es la única previsión que podemos tomar ahora.
Eran las once de la mañana cuando llegamos a Caracas, aun llovía, en la bajada de Tazón se veían los restos de accidentes y la cola era larguísima, repico el teléfono de Corina, era uno de los proveedores para decirnos que era imposible reunirnos hoy, la situación del trafico en sus zonas les impedía llegar al sitio al la hora fijada o cercanas.
Decidimos devolvernos en el distribuidor que une los Altos Mirandinos con la capital, avanzamos sin problemas 4 kilómetros, se detuvo el trafico de nuevo, llovía torrencialmente, una emisora de Caracas informaba que derrumbes tenían cortado el paso.
Estábamos repitiendo la historia ahora en sentido contrario, seguramente teníamos que tomas previsiones, aunque no se para que carajo cuando estamos en mano de La Liga de las Sombras.

Habia una vez, una época, cuando era muy niño aun, la autopista regional del centro era una hermosa y protegida vía, la mas importante del país......................................................................este es otro cuento muy diferente.

RICHAL AZUARTE LOPEZ
Pasajero mortal del Planeta Tierra,
Alma Inmortal y Forastero del Universo.

Entrada destacada

Observando Magia Real, un espectáculo frente al Mar.

Aun dormía el pequeño pueblo de Choroni y su gente, cuando desperté y me levante. Cogí la cámara fotográfica, su trípode, unas cuantas co...