jueves, 15 de noviembre de 2012

AdmirALAS, observALAS, amALAS y seguramente notaras que son mucho mas que ALAS.

Me resulta imposible pasar al lado de ellas sin detenerme a contemplarlas,
son tan hermosas que llaman mi atención, sin intentarlo,
estatuas elegantes, de blanquisimo plumaje,
cual damas ataviadas para su gala suprema.

Inmóvil, mirada fija, cuello alzado y patas tenzas.
atenta, vigilante.
me ve, me oye, me siente, lo se, pero no me lo demuestra.
ella allá y yo aquí, estamos juntos, cada quien en su sitio y en lo suyo,
yo la observo, me preparo para intentar mi mejor toma,
ella posa tranquila, sabe que es la criatura mas bella de la sabana y sus ojos de agua.

Entrados en confianza, relajados, aceptándome me deja saber;
antes de disparar, contemplame y aprende lo que te voy a enseñar, solo mírame:
.- tener alas no me obliga a estar siempre volando.
.- estar en tierra no significa que mis alas sean inútiles.
.- la belleza natural resplandece en todo tiempo y espacio.
.- la quietud es necesaria para mostrar mi elegancia.
.- solo observaras el blanco cuando haya otros colores de fondo.
.- es imposible ser bello y elegante por si solo, requiero contrastes.
.- para que disfrutes mi blancura es necesario que yo descienda.
.- despliego mis alas para impulsarme y alejarme del suelo.
.- cuando estoy lo suficientemente elevada dejo de mover mis alas para que el aire me desplace.
.- para aprender a emplear mis alas mis mis padres me tiraron al vacío.
.- mis alas se mueven para hacer realidad mi voluntad de volar, ese es mi destino.
.- ninguno en mi especie crea, reproduce y alimenta cuando vuela.
.- amo el aire y la libertad que me permite disfrutar por eso estoy en tierra esperando cada oportunidad.

Ahora, Richal, dispara, soy LA GARZA BLANCA DE LOS LLANOS VENEZOLANOS.
Yo estaba sin aire pero feliz, otra lección para mi aprendizaje y usted que me lee.

Richal Virgilio Azuarte Lopez.














Entrada destacada

Observando Magia Real, un espectáculo frente al Mar.

Aun dormía el pequeño pueblo de Choroni y su gente, cuando desperté y me levante. Cogí la cámara fotográfica, su trípode, unas cuantas co...